¿Hablamos sobre ruptura sentimental?

Neurocientíficos de la Universidad de Stanford han retado a un grupo de personas a amar lo más intensamente que puedan mientras les escanean el cerebro. Las reglas de esta especie de concurso de amores son sencillas. Cada participante (seis personas adultas y un niño) debe pasar cinco minutos en el interior de una máquina de resonancia magnética pensando lo más intensamente que puedan en la persona que más aman. Mientras tanto, la máquina mide la actividad en las regiones del cerebro que se estimulan con este sentimiento. A continuación pica en el enlace si quieres conocer los resultados. (Puedes ponerle subtítulos y también traducirlos al español).

Neurociencia del amor

Y es que hay diferentes maneras de amar, diferentes tipos de amores, y vivimos diferentes experiencias durante este sentimiento que todos/as, de una manera u otra, hemos experimentado.

No cabe duda que el sentimiento de amor influye a nivel cerebral. A nivel neurológico hablamos de que el enamoramiento tiene un efecto muy similar al de una droga. Y que recordando situaciones en las que experimentamos ese sentimiento, se siguen activando las mismas áreas cerebrales. Por tanto, incluso cuando sufrimos por amor o tenemos una ruptura sentimental, estas áreas siguen activándose.  

Y es que, ¿quién no ha sufrido por amor alguna vez? El mal de amores, es tal vez uno de los acontecimientos vitales más dolorosos de los que podemos experimentar. El tema de los sentimientos es el que más nos remueve cuando vivimos una ruptura sentimental.

Si estás pasando por una ruptura sentimental nos gustaría que leyeses con atención. Muchas veces tratamos de evadir los pensamientos, de hacer como si no pasara, no hablamos del tema y vivimos en soledad nuestras emociones

Es muy importante sacar fuera estos sentimientos ya sea a través de la escritura de los mismos o al comentarlos con una persona de nuestra confianza; con ello lograrás hacer que el peso de la carga sea más ligero, además tendrás la oportunidad de escucharte a ti misma/o, lo cual te será de gran utilidad para entenderte y aceptarte.

Probablemente ahora estés experimentando toda la gama de sentimientos dolorosos que surgen cuando se pasa por una ruptura sentimental. ¡Adelante! Reconoce que te duele. El hecho de que duela es normal, sano e incluso bueno. Y la aceptación de la situación el primer paso.

Hay una serie de sentimientos que son comunes a todas las personas que afrontan una ruptura sentimental, te explicamos cuáles:

Miedo;

Terminar una relación amorosa puede producir miedo de todo tipo, algunos de los cuales probablemente no pensaste que sentirías. Otros son viejos temores que has sentido toda tu vida, pero que has podido negar.

Uno de los temores mayores en una ruptura sentimental es la incertidumbre del futuro, a tomar las decisiones que debes afrontar, a perder el control y a expresar tu ira y tu rabia, puedes tener miedo de estar solo/a y de vivir solo/a, miedo de creer que no eres digno/a de ser amado, miedo de que te hagan daño otra vez, miedo a los cambios, a confiar en otra persona e incluso a salir o a estar con otra persona me asusta enormemente.

El miedo puede ser una sensación paralizante mientras no lo reconozcamos como una parte de nosotros/as mismos/as; cuando lo hacemos, se convierten en una motivación y en una oportunidad de conocernos mejor.

Soledad;

Es natural sentir una soledad profunda cuando se está viviendo una ruptura sentimental. Muchos hábitos de la vida cotidiana deben alterarse ahora que la otra persona se fue.

La idea de: “estaré así de solo/a para siempre” probablemente te agobie mucho. Parece que nunca volveremos a tener un nuevo amor. Es probable que esa persona ya no esté contigo físicamente y/o emocionalmente pero la sensación de soledad terminará yéndose, debemos darnos tiempo y poner nuestro foco en tareas que nos permitan no estar sumidos en esos pensamientos.

Culpa y rechazo;

Una ruptura sentimental, puede dejar sensación de culpa, responsabilidad y rechazo. Una persona puede atribuir más responsabilidad en la decisión de poner fin a la relación, y otra que quizás sea más reacia a dejar la relación: generalmente los primeros se sienten más culpables por hacer daño a la persona que antes amaban y experimentan más culpa; y las segundas se sienten profundamente rechazadas y les cuesta mucho esfuerzo asumirlo.

Podemos decir que hay una responsabilidad adecuada a la situación y es la que sentimos cuando hacemos algo que no está bien o herimos a alguien y nos sentimos mal por ello. Cuando una relación amorosa termina, tendemos a sentirnos mal por herir a alguien o por herirnos a nosotros/as mismos/as.

Un paso hacía la superación de los sentimientos de rechazo consiste en darnos cuenta de que la ruptura sentimental tal vez no se trata de entender de quién fue la responsabilidad aunque sintamos que nos ayuda psicológicamente. La verdad es que las relaciones se terminan y es más real plantearnos “si tenemos un problema no se debe a que algo anda terriblemente mal en mí. Si no que debo encontrar el equilibrio entre lo que me hace sentir bien y lo que quiero, y ser recíproco de la otra persona”.

Tristeza y/o depresión;

El sentimiento de tristeza forma parte del proceso de pérdida. Este sentimiento combina una tristeza profunda con fuertes sentimientos de desesperación. Depende de cada persona se expresará de una manera u otra, pérdidas de apetito, subidas de peso, sin ganas de tener contacto social, problemas de insomnio, desconcentración, llanto, inestabilidad emocional, etc. 

Ira;

Este tipo especial de rabia se dirige, sobre todo, a la ex pareja, y te puede resultar realmente útil en tu recuperación, porque te ayuda a alcanzar una cierta distancia afectiva de tu pareja anterior, quienes no pueden expresar su ira retrasan su proceso de liberación: se deprimen mucho, se inmovilizan y no pueden terminar sus intensos sentimientos hacia su antigua pareja.

Aunque tampoco es saludable contener la ira ni expresarla de manera agresiva, es importante que aprendas maneras positivas de expresarlo.

Esta ira por la separación y la ruptura sentimental debemos ventilarla y soltarla de una manera no destructiva. Para ello sugerimos distintas formas de expresión de esta ira como: utilizar el sentido del humor, aprende a expresar la ira es desahogarte con alguien, realizar cualquier tipo de ejercicio físico, como practicar algún deporte, correr, o cualquier actividad por el estilo. Otra forma para sacar estos sentimientos es a través del grito y el llanto etc.

Pasar por estas situaciones es totalmente normal, cada persona tiene su ritmo. E igual que no hay dos personas iguales, no hay dos procesos de ruptura sentimental idénticos. 

Si sientes que no avanzas, que no es suficiente, que aun sigues viviendo la situación con la misma intensidad del principio, puede serte útil acudir a un/a psicólogo/a. En Protea podemos acompañarte en esta pérdida y aprender de la crisis.

 

 

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar