¿Cómo gestionar mi tiempo?

Muchas veces cuando somos conscientes de que el tiempo está pasando nos preguntamos si lo estamos invirtiendo eficazmente o nos estresamos porque no sentimos que llegamos al objetivo que queremos conseguir. Probablemente hayas escuchado lo de “necesito más horas en mi día”. Y es que la sensación de cómo invertimos el tiempo es subjetiva, diferente para cada persona. 

En esta entrada te damos algunas claves para aprender a gestionarte, pero ¡OJO! “Somos lo que hacemos, no lo que pensamos”, así que es necesario que lo lleves a la práctica.

Gestionar el tiempo es clave y prácticamente una habilidad a desarrollar para conseguir el éxito personal y profesional. Y aunque parece una tarea sencilla no lo es tanto. Hay factores que no podemos controlar y que pueden fastidiarnos la organización. Por tanto, vamos a tratar de controlar lo que está en nuestra mano.

  • Antes de nada, ¿Qué significa gestionar eficientemente nuestro tiempo?

Supone adquirir las capacidades y habilidades necesarias para planificarlo adecuadamente, con el fin de mejorar la eficiencia personal en diferentes ámbitos de nuestra vida (laboral, familiar, social y personal).

Para ello:

  • Debes realizar un análisis personal sobre el uso que haces en la actualidad de tu tiempo.
  • Prioriza qué es lo que quieres mantener porque te lleva a donde quieres estar. Los estudios muestran que las personas que escriben sus metas y las comparten con sus amigos/as tienen 33 por ciento mayor probabilidad de lograrlas que quienes no lo hacen.
  • Pon en práctica alguna estrategia para el control del estrés, ya que quien sabe gestionar su tiempo también se puede estresar en más de una ocasión. Esto nos servirá para volver a equilibrarnos.
  • Crea metas específicas a corto y largo plazo para los principales aspectos  de tu vida no laboral – incluyendo salud, relaciones, planes de viaje y hobbies – y revísalos cada semana. Establece pasos realistas para alcanzar cada meta. Cuélgalo donde puedas verlo, como en tu escritorio, en el espejo de tu baño o en la nevera.
  • Organiza tu espacio, créate disciplinas. Para poder organizarse es útil marcase una rutina. 
  • Comunica a tus seres queridos tu agenda. Hazles saber cuándo estás disponible para ellos/as y cuándo no. Ten en cuenta los eventos personales y las emergencias que requieren tu completa atención. Por ejemplo: cumpleaños, aniversarios, etcétera. Y para disfrutar plenamente, haz algo radical: ¡Desconecta tu móvil!

  • Busca tiempo de calidad para las personas importantes, que te aporten y con quienes quieras estar. No es tan importante las horas dedicadas, si no la dedicación y calidad de las mismas. 
  • Haz algo de ejercicio. Es muy difícil tener una buena vida personal si te sientes enfermo/a o cansado/a. Trata bien a tu cuerpo. Invierte tiempo y esfuerzo en mantenerlo saludable y fuerte. Calendariza sesiones de ejercicio y añade a tu dieta alimentos saludables. Así te desharás de unos kilos extra, de las enfermedades y del estrés y ansiedad.

  • Y sobre todo que tu prioridad sea disfrutar de cada instante de tu vida. Aprende a disfrutar tanto de las tareas placenteras como de las que no lo son tanto. Piensa que de cada actividad que estamos realizando estás sacando algo bueno. No olvides que trabajar y nunca jugar no sólo lleva a una vida personal aburrida y poco satisfactoria; también puede afectar tu salud física y mental.

 

 

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar