Cálculos Renales Oxalato Cálcico. El miedo al calcio no justificado.

Aquellas personas que han padecido de «piedras» en el riñón saben lo doloroso que es y es normal que tras esa experiencia no quieran volver a pasar por lo mismo.

Después de ser tratados y volver a su vida normal en casa, se encuentran con un mar de dudas sobre qué es lo que tienen que comer y que no para que no les vuelva a pasar. Como las piedras que se han formado en su riñón son de oxalato cálcico al ver reflejada la palabra Calcio, ese es el primer alimento que omiten de su alimentación para evitar que les vuelva a ocurrir lo mismo. 

Está claro que la dieta puede afectar a los que lo padecen o lo han padecido, aumentando los factores de riesgo para la formación, pero por contrario que parezca, es importante consumir una cierta cantidad de calcio en la alimentación para poder evitar su formación.

El calcio es fundamental, nuestro cuerpo lo necesita no solo para la formación de nuestros huesos, sino para regular nuestra presión arterial y mantener la función muscular. Hay que consumir la cantidad correcta de calcio y las recomendaciones nos dicen que hay que ingerir entre 1000 y 1200 miligramos de calcio diarios. Además, cuando se consumen bebidas o alimentos ricos en calcio con cada comida, la cantidad de oxalato absorbida disminuye y eso hace que el riesgo de padecer nuevos cálculos renales se vea disminuido. Esto ocurre porque la combinación de oxalatos solubles con el calcio dietético en el intestino, afecta a la absorción de este metal al formarse oxalato de calcio inabsorbible que se elimina con las heces.

Una vez y ya sabemos que el calcio ha de seguir formando parte de nuestra alimentación toca saber que alimentos son los que debemos reducir, son aquellos ricos en oxalatos. Hay que llevar cuidado con las altas ingestas de alimentos ricos en este mineral, ya que no vamos a acompañar todas nuestras comidas de una fuente de calcio. 

Y para ello aparte de limitar los alimentos con un alto contenido, es importante saber que hay una técnica culinaria que nos ayudan a disminuir esa cantidad de oxalatos en los alimentos. Se trata de la doble cocción, ya que los oxalatos son solubles en agua y se quedan en el caldo del cocinado.  

La manera de llevarlo a cabo es muy sencilla, se colocan las verduras en agua y se llevan a ebullición, seguidamente se desecha esa agua y se utiliza agua limpia para terminar de cocinar. Y en el caso de querer hacer las verduras a la plancha, por ejemplo, podemos llevar a cabo esa primera cocción, desechamos el agua y las pasamos por la plancha para terminar de cocinarlas.

Se ha de tener en cuenta de que el hervido disminuye entre un 30 y un 80 % el contenido en oxalatos.

¿Pero y que hacemos si los vamos a consumir crudos?

Como comenté al principio, podemos recurrir a una fuente de calcio para disminuir la absorción de los oxalatos. Por ejemplo, me apetece una ensalada de espinacas, pues lo que haremos será añadirle queso en porciones. El queso siempre será un buen aliado y en el caso de querer consumir frutos secos en la merienda, los podemos acompañar de un yogur, obtenido el mismo resultado que con el queso.

A continuación, he elaborado una lista con los alimentos con mayor contenido en oxalato, hay muchas verduras que no aparecen que contienen oxalatos, pero en menor cantidad, por ello es importante asegurarnos siempre de tomar la ración adecuada de lácteos diarias.

  • Espinacas frescas
  • Semillas de sésamo
  • Acelgas
  • Cacao negro en polvo
  • Almendras, cacahuetes, anacardos, avellanas, nueces
  • Soja
  • Perejil
  • Quinoa
  • Remolacha
  • Jengibre
  • Alga Agar Agar
  • Té negro
  • Trigo sarraceno

Si a pesar los consejos que te damos en el blog tienes dudas sobre tu alimentación, siempre puedes pedir una cita en Protea con nuestra Nutricionista que te asesorará de forma personalizada y adaptada a tus necesidades. Ven y vuelve a disfrutar de la comida sin miedo. 

Carolina Curbelo Rivero, Nº Col: P-2254. Área de Nutrición y Dietética. 

 

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar